sábado, 30 de octubre de 2010

Entre vista a Rony Vásquez (Director de Plesiosaurio)

Compartímos una entrevista que la revista Internacional Microcuentista realizó al Rony Vásquez Guevara, director de Plesiosaurio en el marco del VI Congreso Internacional de Minifición en Bogotá.




Rony Vásquez nació en Lima, Perú, en 1987. Estudió literatura en La Universidad Nacional Mayor de San Marcos y actualmente se mantiene al frente de la dirección de la revista de microficción Plesiosaurio, primera revista de ficción breve peruana. Ha sido un cultivador del género en su país en el ámbito literario y como ponente en congresos de minificción, se ha destacado como un teórico de referencia. Las revistas literarias El Grito Moldoror, Discursiva, Bosque de latidos y Tinta Expresa han publicado sus microficciones.

IM: Imagina que un día descubres la fórmula mágica para escribir microrrelatos. ¿Qué contiene?
RV: Todo microrrelato debe contener una historia y unidad de efecto, como lo exigía Edgar Allan Poe. Ambos ingredientes deben ser mezclados en un frasco pequeño de laboratorio, pues en el microrrelato nada es gratuito, o en una pequeña lámpara mágica que pueda cumplir cualquier deseo del lector.

IM: ¿Cuáles crees que son las perspectivas de la minificción en un país como Perú?
RV: La minificción en el Perú presenta un panorama favorable a partir de los primeros años del presente milenio en que aparecen Ajuar Funerario (2004) de Fernando Iwasaki, Enciclopedia mínima (2004) de Ricardo Sumalavia y El horno del reverbero (2007) de José Donayre.

Actualmente existen muchos “miniaturistas” (en palabras del maestro Edmundo Valadés) que publican en sus páginas webs o que emplean el internet para publicar sus textos. Aún no contamos con una editorial que se dedique exclusivamente a publicar libros de minificción, pero algunas ya se han animado a publicarlas como Muro de Carne dirigida por Cecilia Podestá, Editorial Casatomada bajo la dirección de Gabriel Rimachi, Mundo Ajeno Editores a cargo de Carlos Yushimito y Ediciones El Santo Oficio dirigida por Guillermo Cebrian, entre otros sellos editoriales.

IM: Cuéntanos en detalle acerca de la revista El Plesiosaurio y sus perspectivas de cara al futuro...
RV: Ante el evidente silencio por parte de la crítica literaria peruana nace Plesiosaurio y se constituye como la primera revista de ficción breve peruana. Nuestra revista nace en noviembre de 2008 y tiene como propósito promover la creación de minificciones y textos teóricos que permitan dilucidar las estructuras narrativas de esta no tan nueva modalidad textual. Su primera aparición la realiza en la feria de libros del V Congreso Internacional de Minificción (Neuquén - Argentina).

Lo sorprendente de este proyecto es que surge de las voluntades de estudiantes universitarios que apasionados por la brevedad deciden aventurarse editorialmente y publicar una revista exclusivamente de minificciones.

En nuestro primer número publicamos exclusivamente escritores peruanos y solo contenía dos secciones: “La muela del Plesiosaurio” (teoría y crítica literaria) y “El bolo alimenticio” (minificciones). En la edición del 2009 dedicada a nuestra recordada maestra Dolores Koch, publicaron también escritores extranjeros como Daniel Frini y Clara Berdúc, y el Plesiosaurio empezó a crecer y ya tenía una sección más: “La garra del Plesiosaurio” (reseñas de libros de minificciones). Para nuestro tercer número que corresponde a este año ya tenemos elaborado una gran sorpresa y hemos incluido a diverso escritores peruanos y extranjeros. Y Plesiosaurio sigue creciendo.

IM: A la hora de realizar tus ponencias acerca de la minificción, ¿en qué haces énfasis con respecto al género?
RV: Las ponencias y textos que he escrito hasta el momento en torno a la minificción están relacionadas a la literatura peruana. Por ello, un criterio básico para poder comprender el proceso de la minificción en el Perú es la brevedad. Uno de los antecedentes más remotos lo encontramos en la revista Variedades dirigida en sus primeros números por Clemente Palma, y en cuya sección denominada “Chirigotas” ya se perciben minúsculos textos que podrían aproximarse al microrrelato; y la creación de Tradiciones en salsa verde en 1904 de Ricardo Palma aunque su publicación sea posterior.

Sin embargo, esta brevedad encuentra su límite en la narratividad, esto es, en “contar algo” para diferenciarlo de la poesía y otras modalidades breves.

IM: ¿Por qué consideras que es importante el desarrollo de una teoría acerca de la minificción?
RV: Porque nos permite diferenciar las diversas categorías de la brevedad y reconocer las estructuras internas de cada tipología de textos breves.

IM: Aparte de la literatura, otras cosas deben apasionarte. ¿Cuáles son?
RV: La minificción es mi única pasión.

Un libro: La casa de los espíritus de Isabel Allende
Un autor: Gabriel García Márquez
Una canción: “Memorias” y “Sed de Sed” de Daniel F.
Una comida: Cebiche
Un lugar: Buenos Aires
Un equipo de fútbol: Alianza Lima, River Plate y Real Madrid.
Un dibujo animado: Bugs Bunny
Un dinosaurio: Plesiosaurio
Un amor platónico: la minificción
Un secreto: Soy estudiante de Derecho.

Pregunta vital, Rony Vásquez
Cierto día, una rosa le preguntó a otra:
— ¿Por qué nos llamamos así?
Entonces, ambas se abrazaron y se marchitaron pensando.


Fuente: Internacional Microcuentista

No hay comentarios: