domingo, 25 de julio de 2010

Notificción

Un usuario de Twitter, de nombre Brian Clark, desde su blog Copyblogger, convocó a un concurso de minifición en mayo, cuyo único requisito era 140 caracteres, cantidad con que Twitter limita los mensajes.
El texto ganador proviene de Ron Gould (en Twitter @rgouldtx), el cual es el que sigue:
«“Time travel works!” the note read. “However you can only travel to the past and one-way.” I recognized my own handwriting and felt a chill».
(Más información en: http://blogbuscadores.com/722/concurso-de-mini-ficcion-de-140-caracteres-en-twitter/
Vea los textos participantes en el blog de Daniel Smith.)
Esto demuestra que es un hecho que el género tiene una inconmensurable acogida. Es de notar que su circuito de producción y soporte se aleja del llamado académico, letrado, como se le quiera denominar, y obliga a repensar los sistemas de enunciación literarios, aún un poco tradicionales. Sería interesante si se hiciera un concurso -ojalá Plesiosaurio covocara uno- en el que se ponga como límite la cantidad de caracteres que ofrece un teléfono celular o el de los mensajes de texto por internet. Cada reto siempre pone a prueba nuestra inteligencia y capacidad de sintetizar la realidad en tan breve.

No hay comentarios: